Abejas que Entienden de Desamor

Desamor,
 le decía el niño a las abejas, 
 es que mis minutos pasen el tiempo entre rejas.
 Minuto a minuto rumiando el amor.
 El amor que por no llegar no llega.
 
Desamor, 
 le decía el niño a las abejas,
 no es amar mucho y sufrir en el amor,
 sino amar nada y sufrir poco.
 Que el sentir, aunque las penas, 
 hacen al pastor pastor,
 y a las abejas abejas.
 ¿Y al amor? 
 Al amor, amor. 

Desamor,
 le decía el niño a las abejas, 
 es lo que me embarga la envoltura
 de volverme en ámbar como un mosquito inmóvil, 
 dentro de tantas comisuras.
 
Desamor,
 le decía el niño a las abejas,
 es contaros a vosotras, mis abejas, 
 lo que por no pesar el alma pesa.
 Lo que por llenar el pecho el alma sueña
 con huecos llenos de un final… 
 un final…
 Un final que nunca llega. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: