Una condenada caracola

Toda tierra traes tremenda
 a segura sensación,
 que caracol con caracola
 lo que traes no es tesoro,
 es temor. 

 Agarra grande garra el alma
 el temor de retener
 tanto tiempo tanta nada,
 tanto tiempo sin tener, 
 sabido sentido ninguno, 
 una vida sin ser nada,
 una nada sin ser ser.

 Arrastras y te arrastras
 sin remedio ni razón.
 No dudas que en tu espalda
 te ata una cadena, la duda y la razón.
 
 Te retuerces sin saberlo,
 retenida por error.
 Rehúyes de romperla,
 tierra a tierra
 Sombra a sol.

 Temprana desnudez,
 de quien deshace su raíz.
 Cuando rompan, 
 si rompieran.
 
 Te ata en ti toda entera,
 caracol con caracola.
 Una cáscara encarcela,
 con cadena tu condena,
 un candente corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: