El Barco de Didáctica llega a su destino… y lo hace flotando gracias a Arquímedes

 

El barco de la didáctica llega a su destino. Oteamos la costa a lo lejos, y ya sólo nos queda a nosotros terminar de arriar las velas, echar el ancla y sacar los botes. Ha sido un viaje lleno de aventuras, de conocimiento y de experimentos.

galeon-san-salvador

Hemos aprendido más de lo que esperábamos aprender, y si aún así nos hemos quedado con ganas de aprender más (y así es), entonces es que algo ha salido muy, muy bien. De la mano de nuestra capitana hemos aprendido a usar el móvil con los alumnos, a hacer los deberes más entretenidos, a potenciar su creatividad y su motivación, a desarrollar actividades individualizadas a través de los paisajes de aprendizaje, a hacer un sin fin de experimentos, ha escribir un blog… En definitiva, llegamos a tierra firme con un montón de valiosísimas mercancías.

 

 

El que lee mucho y anda mucho, querido Sancho, ve mucho y sabe mucho…

Miguel de Cervantes

 

Como en éste penúltimo día de clase hemos explorado los misterios de los fluidos, vamos a hacernos una pregunta muy pertinente sobre nuestro viaje. ¿Cómo puede un barco tan enorme flotar en el agua? ¿Incluso los modernos cruceros trasatlánticos que pesan miles de toneladas?

El experimento del Buzo de Arquímedes puede darnos la respuesta.

tura

El experimento consiste en una botella de plástico rellena de agua. Dentro de la botella hay un pequeño tubo, con un poco de aire y el resto agua. Cuando se hace presión sobre la botella, chafando sus paredes, el agua se desplaza al interior del tubo, reduciendo la cantidad de aire dentro de él, y entonces el tubo desciende hacia abajo.

Esto ocurre debido al empuje que hace el volumen de agua desplazado por el aire. Es como si el agua quisiese recuperar el espacio que el aire le ha robado, y entonces hiciese fuerza empujar al aire. Cuanto mayor volumen de agua desplazado, entonces mayor es la fuerza de empuje. En el experimento, al principio la burbuja de aire es muy grande, por lo que el empuje mayor, y el tubo se mantiene en lo alto. Al entrar más agua en el tubo la burbuja de aire se reduce, disminuyendo a su vez el empuje, y haciendo que la fuerza del peso supere a la del empuje.

unnamed

Esto mismo sucede con los barcos y los submarinos. Crean una cámara de aire que desplaza un volumen de agua tal, que el empuje que realiza es igual al peso barco que quiere mantenerse a flote. En el caso del submarino, incluso se deja que el empuje sea inferior al peso si se quiere descender, iguales entre ellos para mantenerse quieto, y superior el empuje para ascender. Es decir, funciona exactamente igual que nuestro buzo de Arquímedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: